El ‘Black Friday’ es el gran día de los descuentos en EE.UU., el viernes después de Acción de Gracias (semana pasada) y pistoletazo de salida a las compras navideñas. ‘Cyber Monday’ es el lunes después, inicialmente la respuesta online a un ‘Black Friday’ offline, creado para fomentar el comercio electrónico a base de descuentos. Y el ‘Green Monday’, no tan conocido, fue acuñado por eBay para designar el día de más pedidos en diciembre, normalmente el segundo lunes de diciembre debido a las compras de último momento. Hoy en día los tiempos de envío se han acortado, y las compras online de último momento pueden ser más tarde, pero la presión promocional para convencer a los compradores rezagados sigue siendo muy fuerte.EE.UU. es un mercado muy maduro en retail (comercio minorista), con consumidores muy amantes de las marcas pero también muy sensibles al precio, acostumbrados a comparar y comprar online. La mayoría de tiendas y marcas (tanto on- como offline), ofrecen atractivos descuentos o adelantan sus ‘rebajas’ a antes de las Navidades para poder ganar ventas. Y estas tradiciones comerciales se están exportando: en UK ya es una realidad, en Alemania las restricciones legales complican el papel de Amazon como principal evangelizador de “Cyber Montag”, en Brasil un site de cupones vendió 17 millones de reales en su “Sesta-Feira Preta”…

En España hace años que vemos como algunas tiendas empiezan a hacer lo mismo para capear la crisis. Y este año ya se notaban algunos descuentos de ‘Viernes Negro’ (y no por bajadas en Bolsa, que eso también…) on- y offline: FNAC regalando vales de 10€, descuentos en la apple.es y centros comerciales, entre otros. El sector offline intenta darle ‘caché’ a esa noche con la inauguración del alumbrado navideño y ‘shopping nights’ en las calles más comerciales de España…

Aquí, estos eventos todavía no son tan importantes, pero el consumidor español cada vez es más racional (con la crisis…), comparando y comprando online cada vez más. Por lo que más pronto que tarde el mercado madurará y será más similar a EE.UU., con estas “festividades comerciales” siendo determinantes para el éxito de la ventas temporada.