Hace casi un año escribí sobre la importancia de saber programar, y recientemente he visto muchas noticias que subrayan la falta de mano de obra en esta revolución digital que estamos viviendo: que si la Comisión Europea dice que hay casi un millón de puestos de trabajo digitales sin cubrir en Europa,que si Alierta dice que el sector digital creará 300,000 curros en los próximos años, que si “Google se cuela en las universidades españolas“…

También han aparecido programas para fomentar estos conocimientos entre los más jóvenes: como que los chavales de 5 años recibirán clases de programación en el Reino Unido, o también en la Comunidad de Madrid los de 12 – 15 años diseñarán webs, además de otras muchas iniciativas como ésta:

Con todo, me propuse aprender a programar este año. Y bueno, estamos en octubre y hasta ahora… nada. Bueno, he estado mirando y preguntando por ahí qué recursos podría utilizar y hay muchos, como por ejemplo Bento, que me lo han recomendado bastante. Pero por qué no empezar con lo muy básico… ¿cómo si yo también fuera un chaval? Puede que sea más divertido.

Muchos me han hablado de Scratch, un lenguaje de programación y comunidad online creada por el MIT que te permite crear tus propias historias, juegos, animaciones… Algunos proyectos de Kickstarter se han hecho muy populares como Dash & Dot – unos robots que enseñan a los niños como programar jugando:

Pero si hay un proyecto de Kickstarter que me encantó (y finalmente he recibido hace poco en casa) fue Kano, en el que montas las piezas de un ordenador como si fuera un lego y cuando lo enchufas empiezan unos juegos con los que poco a poco aprendes a programar. Yo acabo de empezar y es muy entretenido. Aquí debajo algunas fotos del Kano kit, incluyendo materiales a todo color, pegatinas e instrucciones más claras que las de Ikea. Si con esto no aprendo…

IMG_3614 IMG_3615 IMG_3616@victorclar

[Publicado anteriormente en MisApisPorTusCookies]