HablarDigital

Category: Sociedad (page 1 of 3)

En caso de desastre natural: Google y Facebook

Si te ves en un desastre natural o humanitario, o te preocupa algún conocido que está en la región afectada, Google y Facebook tienen herramientas para ayudar:

El Localizador de Personas de Google funciona desde el terremoto de Haití de 2010 y actualmente está ayudando a localizar personas tras el terremoto de Nepal. Si estás buscando a alguien, puedes poner un log (por SMS también) y si no hay datos, puedes pedir que te avisen si sale información nueva. Si tienes información sobre gente afectada, también puedes subirla. Actualmente muchas agencias y organizaciones la usan, ya que sigue el People Finder Interchange Format – un formato de intercambio de datos de desaparecidos en este tipo de desastres. Y si todos contribuimos en una plataforma centralizada, más fácil será localizar a nuestros seres queridos.

Cada registro solo está activo durante un mes, y la plataforma solo opera mientras dura la crisis, después deja de estarlo para esa desgracia en particular – como por ejemplo para las inundaciones en Chile de finales de marzo pasado:

atacamaFacebook tiene una herramienta similar, el Safety Check. Si Facebook localiza que estás en una zona adectada te pide que actualices tu estado, informando a todos tus amigos si estás bien o necesitas ayuda. También puedes consultar una lista de amigos que pueden estar afectados para asegurarte de que están bien.

fb terremoto japanHay otras iniciativas como de compañías locales de telefonía o Skype, que permitió llamadas gratuitas desde y hacia Nepal, aunque ahora si llamas al país ya no es gratuito sino que hay una tarifa reducida de $0,10/minuto.

Espero que nunca tengamos que usar estas herramientas…

Publicado anteriormente en MisApisPorTusCookies

El Círculo – Dave Eggers

Que las nuevas tecnologías no están cambiando la vida es algo que ya sabemos todos, pero ¿hasta dónde podría llegar a influenciar las ideas y políticas de los gigantes tecnológicos tipo Google o Facebook? Dave Eggers cuenta en esta novela la historia de Mae Holland, una chica que entra a trabajar en “El Círculo”, la empresa tecnológica más hot del momento.

Esta empresa ficticia es una mezcla de Google, Facebook, PayPal… todos los grandes en una sola empresa con ideas revolucionarias, como retransmitir tu vida en directo o poder ver a través de cámaras cualquier lugar del mundo. Un mundo donde la transparencia es total y se puede saber todo de todos, haciendo que todos se “comporten” y de esta manera erradicar la delicuencia y todos los males de la sociedad.

Puede sonar bien, pero claro, hay un dilema importante en ese planteamiento, al que poco a poco nos acercamos en el mundo real. Es una historia muy interesante de un futuro posible y no muy lejano…

Big Bang Data!

-Publicado enteriormente en MisApisPorTusCookies

El “Big Data” es un buzzword desde hace ya un par de años y aunque personalmente creo que conviene más centrarse en sacar un par de buenas conclusiones de los pocos datos que puedas analizar antes de marearse en un mar de datos, la exposición “Big Bang Data” (en Barcelona hasta el 26 de Octubre, en Madrid del 25 de febrero al 24 de marzo 2015) me pareció muy interesante y me hizo pensar…

Hoy en día vivimos una datificación de absolutamente todo. Generar y almacenar datos cada vez es más fácil y barato, pero esta explosión de datos tiene un volumen, se crea a una velocidad y hay tal variedad que es difícil manejarla. En eso consiste el Big Data, que trae consigo nuevas herramientas y metodologías de recogida y analásis de datos (además de nuevas profesiones como el data scientist). Y es que los datos es el nuevo oro:

De todos esos datos se saca información muy valiosa. Pero es un arma de doble filo, cómo dice la exposisión: “el acceso a los datos, el derecho de su uso y el valor que atesoran son factores que se sitúan en el centro de múltiples conflictos contemporáneos: desde la lucha por la transparencia hasta las repercusiones políticas de las filtraciones de Wikileaks y el caso Snowden, pasando por la mercantilización de la intimidad“. Esta “cuantificación del yo” que registra nuestra actividad es una mercancía preciada para gestores de información o data brokers que sacan provecho de lo mucho que saben de ti, vendiendo esa información (como publicidad mejor targetizada por ejemplo), generando un beneficio con lo que saben de ti. Pero ojo, que gracias a ello disfrutamos de muchos servicios onlne “gratis”.

IMG_3212

Muchos de esos datos los generamos nosotros mismos voluntariamente, como las toneladas de fotos y videos en Facebook, nuestros tweets, las búsquedas en Google… Todas esas interacciones se quedan grabadas, pudiendo conocer mejor cómo somos y qué compraríamos. El e-commerce es un claro beneficiario de esto, como vemos en la infografía de Monetate de abajo. Explotar mejor los datos que tienes de los consumidores ayuda a personalizar lo que un retailer ofrece a un cliente en particular, bajando los costes de publicidad, vendiendo más fácilmente y optimizando tus canales de distribucion. ¡No me sorprendente que Sears reemplace sus tiendas por centros de datos!

RetailersBigData_Final

Gracias a los móviles y la implantación de beacons, también vemos cómo los métodos de medición de tráfico online pasan al mundo offline. Por ejemplo el proyecto Barcelona Commercial Footprints de Xavier Giménez permite conocer qué zonas comerciales frecuentan los locales vs. los turistas. Actualmente hay una eclosión de empresas dedicadas a explotar los datos de ubicación y segmentación de tus clientes a pie de calle: Smart Steps, RetailNext… Algunas soluciones pueden ser asombrosas, como saber el impacto de una obra de arte.

Caso aparte es cuando el gobierno se sobrepasa “espiándonos”… Pero mejor verlo en los siguientes videos presentes en la exposición: The Program y How the Government Tracks You: NSA Surveillance (aquí abajo)

Bueno, parece ser que el BigData solo tiene un lado oscuro, pero no. Los ciudadanos también podemos usar todos esos datos para el bien común. Por qué no aprovechar esas herramientas para saber mejor dónde van mis impuestos o cuántos indultos han habido y así fomentar un gobierno abierto y transparente (que buena falta hace). O usar un Smart Citizen Kit para contribuir a sber cuáes son los niveles de polución en tu ciudad, o puede que sea todavía más importante medir los niveles de radiación como hace Safecast, o la conocida alternativa a los mapas comerciales OpenStreetMap, creada a base de la ayuda de la gente. Y por qué no estimar el tráfico portuario o analizar la contaminación marina con Marine Traffic (un proyecto abierto y comunitario con información a tiempo real de dónde están los barcos). O mejorar la planificación de laas ciudades con iniciativas como la Smart Cities.

Otro tema es cómo poder visualizar la información para que los datos nos cuenten su historia. Personalmente creo que cómo transmites el mensaje muchas veces es más importante que el mensaje en si y me ha encatado ver el trabajo de Manuel Lima: “Visual Complexity”, dónde explora la expresión de datos de muchos tipos diferentes de datos. Otro ejemplo sería el el Wind Map de Fernanda Viegas y Martin Watterberg que basados en puros datos de la direccióny y fuerza de vientos consiguen plasmar una obra artísitica:

windmap

Puedes hasta saber en qué zonas hay más hipsters, pero estos mecanismos de predición pueden conllevar problemas – como la herramienta que predice el crimen en Chicago, que puede resultar un poco… racista. Ese “data-centrismo” no tiene la solución a todos los problemas, no debemos delegar la toma de decisiones en unos algoritmos. Los datos dan la ilusión de verdad objetiva pero no todo en la vida se puede datificar en simples unos y ceros.

@victorclar

El ciudadano creador – #8daysBCN

– Post publicado anteriormente en MisApisPorTusCookies

Esta semana se está celebrando en Barcelona el #8daysBCN: una semana de eventos sobre el movimiento de makers y economía colaborativa. El lunes acudí a la charla organizada por OuiShare titulada “La hora del ciudadano creador” – una charla muy interesante de un tema que me apasiona (y del que ya se ha hablado varias veces en este blog).

Empezó presentando a los ponentes Albert Cañigueral y hablando como Barcelona es sede de muchos proyectos y empresas de economía colaborativa, llegando incluso a ser la “zona cero” (según la revista Fortune) de la batalla legal que se está llevando a cabo entre las nuevas plataformas de consumo y los defensores de los sistemas tradicionales. De hecho, ayer mismo hubo huelga de taxis en Barna como protesta frente a servicios como Uber.

Y es que el “ciudadano creador” usa su conocimiento y recursos para crear sin pedir permiso, como defiende Javi Creus. Todos podemos acceder a internet para aprovechar la sabiduría popular y usar activos improductivos (habitaciones o pisos vacíos para AirBnB, coches o viajes en coche como en el caso de Uber, BlaBlaCar, SocialCar…) usando los recursos que tenemos de la manera más productiva y sostenible – al no tener que producir más activos para aumentar su uso

Cecilia Tham defendió que la globalización hasta ahora era diseñar algo y mandarlo a producir donde fuera barato para venderlo de vuelta aquí. Ese modelo no es sostenible, ni ético. Pero ahora tenemos un acceso casi infinito al conocimiento gracias a Internet, conocimiento con el que puedes construir proyectos, promoverlos, realizarlos y difundirlos gracias a una tecnología accesible y que cada vez es más barata. Así que el poder de hacer cualquier cosa ya no reside en las grandes corporaciones, los gobiernos o los ricos, sino que lo tenemos en nuestras manos. Todos somos superhéroes haciendo cosas de individuos normales, y si nos juntamos para usar nuestros poderes colectivamente, grandes cosas pueden suceder.

Pero ojo, no es lo mismo conferir esos poderes a la gente que usar los poderes de esa gente (“crowd empowering” vs. “crowd using”), como dijo Antonin Léonard, y hay muchas empresas que están disfrazándose de “colaborativas” sencillamente para evitar contratar y sacar provecho de personas que lo harán gratis. Pero la gente no es tonta, en muchos casos el resultado final no será el mismo que si lo hacen profesionales o la comunidad empezará a ver el abuso si se manipula o no se recompensa acorde a los esfuerzos que hacen los miembros (como mínimo con prestigio, como ocurre con la Wikipedia).

Al fin y al cabo, cualquier grupo colaborativo también depende de una plataforma para conectar, y la plataforma debe ser justa con los miembros, dándoles el poder para crear ese sentimiento de comunidad. Porque la plataforma solo vale lo que valga su comunidad, que es más que la suma de sus miembros. Neal Gorenflo de hecho dijo que las plataformas constituidas como empresas deberían dar sus acciones entre sus miembros, o encontrar nuevas maneras de compartir legalmente la propiedad de una plataforma, en un tipo de cooperativa digital por ejemplo.

Parte del problema que tiene el “ciudadano creador” está en que el sistema económico-fiscal actual no reconoce al individuo como una entidad económica, tienes que darte de alta como autónomo con el papeleo y los gastos que eso conlleva. En otros países como Francia o Alemania hasta 3000€/año se excluyen de tasas. Pero claro, ¿dónde se pone el límite? ¿Quién está compartiendo lo hace gratis, para cubrir unos gastos o para hacer beneficio? ¿Y qué define una cosa y otra? Estos nuevos modelos productivos ponen las industrias y procesos tradicionales del revés y el impacto sobre muchas actividades económicas puede llegar a  ser muy fuerte. Por eso mismo se ha promovido en Barcelona la Mesa de Economía Colaborativa, un lugar dónde los ciudadanos y administraciones locales pueden conversar sobre los retos que afrontan estos nuevos modelos productivos.

Todo este movimiento es comunista o libertario? Porque el individuo tiene más poder para hacer cosas a base compartir los recursos… Las clasificaciones tradicionales no caben en esta nueva realidad. Lo que es indudable es que es un movimiento imparable.

Snowden: “Retomemos el control de Internet”

Edward Snowden se hizo famoso en 2013 por hacer públicos documentos clasificados de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), incluyendo el programa de vigilancia masiva PRISM. Recientemente habló en la conferencia TED2014 sobre la libertad de Internet. Debajo resumo los puntos más importantes de este video que no tiene desperdicio para quién quiera entender la nueva sociedad digital y la importancia que tiene un Internet libre en nuestras vidas privadas.

  • Gracias a PRISM la NSA podía tomar directamente de las grandes empresas de Internet los datos y el contenido de prácticamente cualquier interacción de un usuario online (comunicaciones, transacciones… ¡Casi cualquier cosa!). Algunas se quejaron, pero de poco sirvió. Snowden defiende que lo que estas empresas deberían hacer encriptar todas sus páginas para proteger a sus usuarios, ya que ni siquiera saben que podrían estar siendo vigilados.
  • Y es que tenemos derecho a la privacidad, la libertad poder comunicarnos, comprar, interactuar sin tenernos que preocupar de cómo podrían interpretar eso los gobiernos. No debemos tener la confianza de que este tipo de organismos funcionan de buena fe.
  • Internet no es el enemigo, todos formamos parte de esta nueva sociedad digital interconectada. Con medidas como PRISM el gobierno de los EEUU no hace más que socavar la confianza del resto del mundo.
  • Sería una gran pérdida que aquellos que hemos disfrutado un Internet libre no defendiéramos esa libertad e intentáramos cambiar el curso de los acontecimientos,
  • Subió al escenario Tim Berners-Lee, uno de los inventores de Internet, que tiene la idea de escribir una “Magna Carta” para que retomemos el control de Internet. A lo que Snowden añadió que no solo hay que escribirla sino implantar esos valores en la misma estructura de cómo funciona el mundo digital.
  • Snowden es la prueba de que gracias a Internet una simple persona puede enfrentarse al gobierno más poderoso del mundo.
  • No tenemos que vender nuestra privacidad por un buen gobierno. Podemos tener un gobierno abierto y vidas privadas
  • Snowden actualmente está exiliado en Rusia y atendió la conferencia mediante videoconferencia. De los 1,7 millones de documentos clasificados que robó solo ha hecho públicos unos cuantos cientos. Todavía queda mucho por desvelar…

    Le han llamado de todo: traidor, héroe… Personalmente le considero un héroe. Pero como dicen en el video, su caso va más allá de los límites tradicionales de la política o la ética. Forma parte de esta nueva realidad que nos ha traído Internet y que nos rompe los esquemas. No obstante fue Benjamin Franklin, uno de los padres fundadores de los EEUU, quién dijo “Aquellos que desisten de libertades esenciales para obtener un poco de seguridad temporal, no merecen ni libertad ni seguridad”.

    Ponle un corazón a tu ordenador

    -> Post previamente publicado en MisApisPorTusCookies

    Hemos visto ya muchos ejemplos de iniciativas solidarias 2.0: #FoodShareFilter para compartir comida de verdad en Instagram, plataformas de microdonaciones para proyectos de ONGs, o cómo usar tu página de “Error 404” para informar de niñas/os desaparecidos… Y hoy quería hablar de una nueva que me parece una gran idea.

    Save the Children es una ONG que se preocupa por el bienestar de los niños y niñas, con muchas campañas y proyectos para defender los derechos de los más pequeños. Y su última iniciativa para recaudar fondos me parece fantástica: ponle corazón a tu ordenador.

    No, no es el hombre de hojalata del Mago de Oz buscando un corazón, es algo muy sencillo:

    1 – Ve al site http://heartinside.savethechildren.es y haz clic en “¡Instálatelo Ya!”

    2 – Se bajará la extensión para que la instales en tu navegador Chrome, Firefox, Safari

    3 – ¡Tu ordenador ya tiene corazón! Ahora cuando hagas una compra online desde ese mismo navegador en cualquiera de estas e-commerce (eBay, Amazon, Groupon, Booking, entre otras muchas), éstas donarán una cantidad a Save The Children. Ojo, tú no pagas más tus compras.

    4 – Podrás acceder a tu perfil http://heartinside.savethechildren.es/user/referrals/ para ver cuánbto has aportado ya con tus compras, con cuántos amigos has compartido la iniciativa…

    Fácil, gratis y por una buena causa. ¿A qué esperas? ¡Ponle un corazón a tu ordenador!

    La soledad de las redes sociales

    -> Post previamente publicado en MisApisPorTusCookies

    Probablemente ya habréis visto este vídeo, tiene algunos meses. Mucho se estudia, se escribe y se dice de los efectos psico- y sociológicos que tienen las nuevas tecnologías en nosotros. Sinceramente, creo que todavía es un poco pronto para declarar que Internet nos bendice o condena, pero este video (en inglés) consigue plantearnos algunas cosas…

    Básicamente dice que los humanos somos criaturas sociales y sin embargo la sociedad de hoy en día es cada vez más individualista. Buscamos auto-realizarnos mediante el consumo, la carrera profesional, nuestra imagen personal… Al ser cada vez más exigentes, vivir más rápido y querer tener ese reconocimiento social la tecnología nos ayuda a manejar más eficientemente nuestra vida personal en ese poco tiempo que tenemos para ella. Pero esta sustitución es una fantasía ya que sacrificamos calidad por cantidad, conversación por conexión, sustituyendo amistades profundas por experiencias supérfluas. Porque en la vida real no puedes editar y borrar comentarios, emails, posts, imágenes… En vez de construir amistades de verdad vivimos compartiendo contenido editado para dar una imagen de lo que queremos ser. No solo eso, nos garantiza que siempre seremos oídos por alguien y que nunca tendrems que volver a estar solos. Es decir: comparto, luego soy.

    No soy sociólogo, ni psicólogo, y creo que algunas cosas del video son ciertas, otras pueden estar un poco exageradas. Está claro que las nuevas tecnologías nos influyen, han cambiado y siguen cambiando nuestras vidas. ¿Para bien o para mal? Personalmente creo que para bien, pero cualquier herramienta puede ser buena o mala, según el uso que haga cada persona. Y también creo que no hay que culpar a la tecnología en sí del mal uso que se haga de ella.

    all this technology is making us antisocial

    Lo que sí que me preocupa son las nuevas generaciones. Mañana cumplo 28 años, y he tenido la suerte de vivir antes de toda esta tecnología y ver cómo se ha desarrollado (y sigue haciéndolo). Eso hace que sea parte de la última generación que sabe cómo era la privacidad antes del mundo online, algo que las nuevas generaciones nunca sabrán. Y no podemos culparles si hacen un mal uso, solo será porque no hemos sabido educarles correctamente. Lo digo porque ayer mismo vi un tweet de @alexkinsella en el que mostraba un póster en el colegio de su hija:

    THINK

    Resulta ser una inicitiva del gobierno local de Waterloo, Canadá, que promueve el respeto mediante un uso positivo de las rr.ss. En el poster el acrónimo T.H.I.N.K. (“PIENSA”) nos invita a pensar si lo que vas a compartir realmente vale la pena hacerlo. Un buen consejo para todas las edades.

    ps: madre mía, ahora que releo el post pienso “qué rollo acabo de soltar”… Será que me hago mayor…

    Olderposts

    Copyright © 2016 HablarDigital

    Theme by Anders NorenUp ↑