El último Issues Monitor” de KPMG habla del declive del PC y el auge de los pagos por móvil (m-payments). La segunda parte es muy interesante, y viene a confirmar lo que ya decían antes: el pago por móvil será mainstream’ dentro de 2 a 4 años (según los expertos entrevistados), y entre 2010-2015 globalmente crecerá un 97.4% hasta los 945bill$.

El boom de los smartphones lo explica (aunque hay muchas diferencias por países) y la tendencia hace que este mercado sea muy jugoso para distintos players: fabricantes de dispositivos, operadores, compañías de tarjetas de crédito, proveedores de servicios online y de sistemas operativos… Varios frentes abiertos, mucha competencia y alianzas.

En primer lugar, hay distintos modelos de m-payments:

  • SMS/USSD: se realiza el pago mediante el envío de sms
  • Cargo directo al móvil: el operador carga el importe a la factura del móvil
  • Pago por la web móvil: compras a través de internet en tu móvil (por ejemplo con servicios como iTunes, PayPal o la app the Starbucks)
  • Near Field Communication (NFC): tecnología inalámbrica de corto alcance que permite interacciones bidireccionales entre dispositivos (pagas poniendo tu móvil cerca del terminal en la tienda – si tu móvil tiene NFC y tus datos bancarios, claro). Ej.: Google Wallet

En 2010 el 75% de los m-payments eran por SMS, pero en 2015 será solo 52,3% principalmente debido al crecimiento de NFC. Y es que todo el mundo apuesta por esta tecnología, pero hoy en día no todos los smartphones lo tienen incorporado (por lo que hay que esperar a que se renueven) y actualmente en USA solo 10% de los puntos de venta son compatibles (y serlo supone una importante inversión para los comercios).

Frente a estos 2 problemas, PayPal tiene dos soluciones sin necesidad de NFC: pagar a través de la web móvil o en la terminal sin pasar la tarjeta sino marcando tu numero de teléfono y pin. Además, John Donahue (CEO de eBay/PayPal) defiende que el hecho de ‘acercar’ el teléfono no es necesario, que al ser un pago a través de PayPal es seguro y que para que NFC funcione es necesario que haya un solo estándar (para todos los móviles, sistemas operativos y operadores).

Y aún queda otra pieza clave que probablemente hará que el NFC despegue del todo… ¿Qué puede ser? Apple, para variar. El iPhone es el móvil líder de los smartphones y todavía no tiene NFC. Aunque los de Cupertino ya han patentado un sistema de NFC que funcionaría a través de iTunes y se especula sobre si el iPhone 5 lo tendrá.

Las ventajas de pagar con el móvil son muchas: poder comprar desde cualquier sitio en cualquier momento (un paso más hacia el Omnichannel), perder menos tiempo en la tienda, comparar precios antes de comprar, recibir descuentos… Pero todavía falta estandarización, seguridad y marco legal. Aunque también hay que pensar en educar al consumidor, ya que hoy en día si te quedas sin móvil te sientes desnudo, imagínate si además te quedas sin un duro.