HablarDigital

Gamification (2/3): Psicología y Diseño

Continuando con el resumen del curso de Gamification, aquí está la segunda parte.

¿Qué motiva a la gente? Es complicado… Nos motivan cosas diferentes y de distintas maneras. Así que para gamificar es necesario saber la manera correcta de motivar a la persona adecuada en el momento adecuado.

El conductismo estudia la conducta humana (en contra del cognitivismo que estudia lo que ocurre dentro de la cabeza) y su base es que hay un estímulo que genera una respuesta. La consecuencia de los actos genera un feedback del cual hay un aprendizaje. El feedback es muy importante ya que hace que vayas aprendiendo y progresando en el juego. Y uno de los feedbacks más importantes son las recompensas. Muchas cosas pueden ser premiadas de muchas maneras diferentes, depende de lo que quieras incentivar. Hay recompensas tangibles, intangibles, inesperadas, continuas, competitivas, variables… Pero siempre hay que asegurar que va a haber una experiencia realmente gratificante para el jugador.

Sin embargo, el enfoque del conductismo tiene sus limitaciones y peligros, porque los castigos tienen el mismo efecto que las recompensas. Aunque el feedback puede cambiar sistemáticamente el comportamiento humano, no olvidemos que estamos tratando con personas libres y que no solo es la reacción lo que importa sino lo que la gente piense y siente.

Si en vez del conductismo seguimos la teoría cognitivista, encontramos dos tipos de recompensas:

  • Intrínsecas: lo haces por tu propio bien, ya sea por estatus, poder, acceso a ciertas aptitudes o contribuir a un bien común. Un buen ejemplo: Fitocracy, un programa que te ayuda a ponerte en forma.
  • Extrínsecas: lo haces por la recompensa. Hay que ir con cuidado para no enfocarse demasiado en éstas ya que sustituiría el valor intrínseco se la actividad.

Por todo esto, el diseño es crítico a la hora de gamificar, y no se puede diseñar sin antes hacerse las preguntas adecuadas. El prof. Werbach ha desarrollado el siguiente esquema para gamificar para que sea más fácil y completo:

  1. Define los objetivos: enumera y prioriza, eliminando los prescindibles
  2. Delinea las conductas: cómo pueden comportarse los jugadores, que sea de manera específica y puedas medirlo
  3. Describe a los jugadores: cómo son los jugadores, qué les motiva y qué roles pueden tener según el momento del juego
  4. Crea circuitos de actividad: eventos y procesos que mantengan el interés del jugador en el juego y también le haga progresar.
  5. No olvides la diversión: encuentra cómo hacer que la actividad sea más divertida
  6. Desarrolla las herramientas adecuadas; sistemas de puntuación, clasificaciones, escudos, premios…

Otra cosa vital para una gamificación exitosa es la “fluidez”, lo que hace que el jugador esté participando tan activamente que no pueda parar de jugar. Es decir, hay que mantener la actividad con una dificultad adecuada pero creciente en el tiempo para que no se pierda interés (manteniendo el juego en la sección intermedia del gráfico). Para que esto ocurra hay que presentar unos objetivos claros, equilibrio entre los retos y las habilidades adquiridas por el jugador, y un feedback claro e inmediato.

Categories: Marketing y Publicidad, Sociedad

Gamification (3/3): Aplicaciones y Riesgos » « Gamification (1/3): Definición

2 Comments

  1. Rodrigo Morales

    14/02/2013 — 18:36

    Hola, me gustaría que me pudiera comentar acerca de qué oportunidades hay en recursos humanos para gamification, ya que por lo que he visto es un tech trend para este 2013 y me parece muyinteresante entender cuales son las oportunidades de negocio asociadas a este tema.

    • admin

      17/02/2013 — 20:07

      Hola Rodrigo, te recomiendo que veas la tercera parte (hablardigital.com/gamification-3-aplicaciones-y-riesgo/) ya que comenté algunos ejemplos de Gamification aplicado a RR.HH.
      Un saludo.

Comments are closed.

Copyright © 2016 HablarDigital

Theme by Anders NorenUp ↑