Internet no duerme, no cierra, abre 24/7 y esa es una de sus principales ventajas. Aunque, cerrar temporalmente una web para defender una causa no es tan raro: lo vimos no hace mucho contra SOPA, o antes de eso en España contra la ley Sinde. Pero, ¿sólo ocurre para protestar contra grandes leyes que afectarán la ‘libertad’ de Internet? Pues no. Aquí tenéis el ejemplo de Holstee, una e-commerce de productos socialmente responsables, que cerró su web en ‘Black Friday’ (el gran día de rebajas en USA):

Me parece algo muy loable, pero el siguiente ejemplo me parece más raro. Home&Stone vende muebles y decoración online y en su tienda de Brooklyn. La tienda offline cierra viernes y sábado, y la web cierra los sábados para “celebrar el Sabbath (fiesta religiosa judía). No puedes ver nada de la web salvo dirección y contacto:

Curioso, ¿no? Querer cumplir con las normas religiosas me parece respetable, hasta puede ser positivo si sus clientes son judíos… Pero me parece muy poco productivo y en contra de la lógica de negocio en Internet. No obstante, no hay frontera entre on y off, por lo que podríamos empezar a ver más a menudo este tipo de cierres temporales de webs. Imaginaos en España: querer comprar algo en una web pero está cerrada por enfermedad o pone “vuelvo en 5 mins”, o hacer algún trámite online con algún organismo público y que te salga “Error 10:30 – hora del almuerzo”… Ufff, ¡espero que no llegemos a eso!