El Reino Unido es el mercado de ecommerce más maduro de Europa y el de mayor % de penetración de ventas online retail del mundo. El pasado julio las ventas de ecommerce bajaron por primera vez en 13 años. Según el eRetail Sales Index de IMRG-KPMG, las transacciones de retail online bajaron un 2% en julio comparado con junio, mientras el año pasado incrementaron un 9%. ¿Por qué? Por el buen tiempo que ha hecho.

La primavera pasada fue la más fría de los últimos 50 años en el Reino Unido, y en julio una ola de calor hizo que muchos británicos salieran más de sus casas. Las ventas en tiendas físicas crecieron un 2.1% vs. el año anterior, lo que está bastante bien. Pero lo llamativo es que las ventas a través de dispositivos móviles crecieron  un 129% (solo algo más bajo que en meses anteriores) y el ratio de conversión fue 2.5%, el más alto de los último 5 meses. Esto indica que la gente seguía comprando online pero desde el exterior, mientras disfrutaban del verano en la playa o el jardín.

Moraleja: la climatología afecta los hábitos de compra, y puede que el buen tiempo favorezca el m-commerce. Por lo tanto, no creo que sea un punto de inflexión en la evolución del e-commerce, que sigue creciendo en todos los sectores y en todos los países.

Sin embargo, el Boston Consulting Group en su estudio Breaking Through the Barriers to Online Growth defiende que en mercados maduros el crecimiento orgánico de las ventas online ya no viene dado, sino que hay que ganárselo rompiendo esas barreras que experimenta quién quiero comprar online:

  • Las limitaciones de la experiencia de compra online (no poder tocar el producto)
  • La incertidumbre del envío
  • Las dificultades para devolver la compra

Al final todo se resume en lo mismo: ¡piensa en el consumidor y házselo fácil!

Imagen:ThisParticularGreg