La semana pasada Barcelona acogió el Mobile World Congress, la feria más grande del sector de teconología móvil, y tuve la suerte de poder acudir. No voy a ponerme a hacer el sumario de todo lo ocurrido (eso podéis verlo en esta presentación), sino a dar mis impresiones.

En primer lugar es que es realmente enorme. Es un evento que ha ido creciendo con los años y parece ser que lo seguirá haciendo. Me sorprendió la gran cantidad de espacio que eran oficinas y no stands, demostrando la gran cantidad de negocio que mueve esta feria. Por otro lado también había mucho espectáculo con acrobacias, monigotes y hasta gente con disfraces futuristas, ¡pero del futurismo de los 80!

Había una parte que más bien parecía Fitur, con stands de Japón, Turquía, Baviera… Claro que no se hablaba del turismo sino que hacían de paraguas a empresas de esos lugares. También lo hacían la Generalitat de Cataluña y el Gobierno de España con un largo pasillo y mini-despachos/stands con muchas y diversas empresas. Sin duda una gran iniciativa para apoyar empresas tecnológicas y ayudarlas a tener un poco de cobertura en un evento tan importante como éste.

Nokia fue mi stand favorito, no por su tecnología (sus Lumia están bastante bien, aunque su gran novedad fue el móvil de 15€, y no conseguí averiguar lo más importante: si tenía “La Serpiente“) sino porque tenía una gran sala central con sofás, sillones, bebidas y snacks… ¡Con las horas que pasas de stand en stand es algo que se aprecia mucho!

También me impresionó el impulso de Barcelona como Mobile World Capital. Recientemente se inauguró el MWCentre en la céntrica Pl. Cataluña y en el congreso se podían ver características de una ciudad conectada, además de un anticipo del MoBa, el festival que tendrá lugar en septiembre.

Sobre las novedades presentadas, lo más destacado ha sido Firefox OS, y personalmente me han gustado mucho las aplicaciones retail de los pagos móviles presentadas por PayPal. Pero creo que ambas se merecen sus propios posts…